Echelon Bolivia

Para visualizar correctamente este sitio es necesario utilizar Mozilla Firefox y Adobe Flash Player

30 Seconds To Mars...!! yo quiero a 30 Seconds To Mars en Bolivia...!! Echelon Bolivia esta en campaña...!!

sábado, 26 de marzo de 2011

FrontRow Pop Music Out Last Night: 30 Seconds To Mars at The House of Blues


Me desperté esta mañana con la imagen de Jared Leto agitando una bandera izada en medio de un mar de fans en mi mente, recordando el show de 30 Seconds to Mars en un stand del "House of Blues". El vocalista Jared Leto se portó como un veterano del rock claro estando en casa. Después de trece años de experiencia, es dueño de cada centímetro de la fase local. Los leales fans se alineaban en las paredes y Leto inundaba la habitación con su voz. Las luces pasaban a través de la multitud como voces resonando en las paredes, y todo parecía una fiesta con cada salto.

Leto no sólo se robó el centro de atención en el concierto de anoche, además invitó a la audiencia para iniciar la canción. Si tan sólo pudiera. La multitud estaba demasiado entusiasmada y se izaban unos a otros sobre sus hombros y apretaban los puños contra el pecho. Leto pudo sentir rabia, pero llegó la euforia en su lugar, la multitud siguió saltando, bombeando, y cantando como él.

Dios, ¿Leto canto? y se olvido que es famoso, mantuvo a la multitud de rodillas con su profundidad y el entusiasmo. Cortaba las canciones a la demanda de más ruido, y reorganizaba a la multitud cuando sustituyó a algunos de la primera fila con los enloquecidos thrashers de las filas de atrás, pidiendo más, más y más saltos. A veces, incluso el cantante parecía poseído, incitando al público que cantara mientras cantaba palabra por palabra con el público.
Mars regresó para una canción más, junto con la mitad de la audiencia. Leto cantó "Kings and Queens" con el balanceo y los gritos de por lo menos un tercio de sus fans detrás de él en el escenario. 30 Seconds to Mars trajo un moustroso escenario de luces y música para el House of Blues, tanto es así que el espectáculo me dejó nostálgico. Un pequeño consejo para la banda: la próxima vez en Dallas, pero a lo grande.

Fuente: Frontrow.dmagazine