Echelon Bolivia

Para visualizar correctamente este sitio es necesario utilizar Mozilla Firefox y Adobe Flash Player

30 Seconds To Mars...!! yo quiero a 30 Seconds To Mars en Bolivia...!! Echelon Bolivia esta en campaña...!!

sábado, 25 de octubre de 2008

Revista: In Demand

Ilustrando a la Banda
Por: Kira
Pagina 4

A lo largo del viaje, Leto debió reconocer que la intimidad de la naturaleza humana esta en conflicto con la mecánica del negocio y la tecnología. Al menos por su trayectoria, la energía cruda, la emoción desnuda, la pasión por los viajes, en el estudio, y otra vez al escenario, él puede superar estas diferencias con facilidad.

¡Ah! Él puede cantar sobre un asno, por si preguntaban.

Claramente, los admiradores lo abrazaron, esa noche en el Wiltern, cuando Leto se sumergió en la multitud, la respuesta era volcánica. La emoción era contundente, él había entrado en aquel mar ondulante de seres. ¡Ellos debieron tragarlo del todo! Sentí una enorme oleada presionándome hacia adelante y a mi izquierda. Sin embargo, podía ver a lo lejos algunas personas encimadas. Mientras avanzaba giré otra vez, y ¡me encontré cara a cara con el descontrolado, cantante! Él me dijo algo como, "sube" o "salta" o, “me sostienes" o tal vez, él solamente quiso abalanzarse sobre mi, ellos agarraron mi mano e intentó levantarse sobre mi. Él mantuvo el contacto visual continuamente hacia mi como si dijera "no te preocupes, esto solo duele un poco." Sin embargo, yo no estaba tan segura de aquello, cualquiera de nosotros lo distinguiríamos vivo. Él se estabilizó con la multitud empujando hacia adelante, mis dedos se aplastaron por hacer eso, pero ¡no importaba! después de todo era el… era Jared Leto, y yo tenia que hacer el reportaje, ya me había rendido completamente a mi destino.

Sí, la música te entusiasma, me venció, me deshizo, me quebró y fui aspirada por aquellos ojos grandes azules, era una locura, descubrí a un humano electrizante, carismático que hacía que apartara la vista hacia abajo, comenzó un nuevo día. La voz de Leto permaneció voluntariosa y firme. Mis dedos se tornaron azules, su rodilla nudosa apretaba con mucho dolor mi pecho, y el dedo del pie de su zapato de lona aplastaba mi plexo solar. ¡Pero no me preocupé! ¡Lo quise hacer! ¡Lo necesité! ¡TUVE QUE HACERLO!
Lamentable, fui retrocediendo, pero estoy atrás ahora.
Mi piloto automático saco algunas fotografías, le llego el destello de la cámara caliente en su cara. Me estremecí un poco por aquello. Los ojos de Leto vagados sobre el grupo incontrolado de nosotros, quiso levantarse sobre mis dedos pobres arrugados, moviéndome hacia la derecha soportándolo en lo alto. La audiencia se hizo una cacofonía de, chillidos, y ensordeciendo llenándolo de elogios. Él giro y despacio se acerco hacia mí. Me canto "Hunter" la canción salió de su boca:
"Pensé que yo podría organizar la libertad
Cómo el americano que soy
Este es quién soy ¿Lo entendiste, verdad? "
En ese momento me di cuenta que 30 Seconds to Mars convencen que tenían la verdad.