Echelon Bolivia

Para visualizar correctamente este sitio es necesario utilizar Mozilla Firefox y Adobe Flash Player

30 Seconds To Mars...!! yo quiero a 30 Seconds To Mars en Bolivia...!! Echelon Bolivia esta en campaña...!!

martes, 30 de noviembre de 2010

El Echelon, "Para los Creyentes" - 30 Seconds To Mars en First Ave Mainroom - Minneapolis, MN

"Para los Creyentes"
- Jared Leto antes de la presentación " Closer To The Edge"

La elegancia sutil acústica de "Escape" comenzó a prepararse, conmoviendo a la gente, Shannon Leto montó su equipo y comenzó a golpear; nadando por rayos que se doblaban, el telón callo y mostró el escenario metálico contrastado por luces angelicales.

Tomo estaba en el escenario, como Cristo con su pelo largo sobre su cara barbuda.
Lo oímos antes de que lo viéramos. "Era el tiempo de Escape…" Es más alto de lo que esperé, se observa una silueta delgada sobre la gigantesca Triad iluminada que surge del escenario en el centro, en medio del la oscuridad, veía su cabello tal vez era negro, arrodillado; el mohawk había terminado y la época del rubio había comenzado. Como un santo vulgar, el vampiro entró.
Thirty Seconds to Mars, y la multitud. Entre amenazas de fastidiar a Leto los miembros de la audiencia inmóviles y silenciosos gritaban “te amo, te amo, te amo" había música. Había luz. Había rabia, pasión furiosa y el agarro su manos de para que sólo podría ser oído. “A Beautiful Lie”, “Kings and Queens”, “This Is War”, “100 Suns”, “Closer To The Edge”, “Vox Populli”, “Search and Destroy”. La audiencia cantó cada canción, cada melodía de fondo y, desde luego, las partes registradas en This is War.

La energía era monumental, la presentación perfecto.



El tiempo con la familia en la sala de estar comenzó cuando la banda salió al escenario abandonando a Jared quien pregunto a la audiencia "escojan alguna canción, por favor alguien” y nadie podía ¡razonablemente decir, "¡Eh!! ¡Nadie pidió esta canción!" “From Yesterday”, “Hurricane” y “Alibi”. The First Avenue mainroom se encendió y los flash de cámaras, teléfonos móviles, parecía que cada uno estaba en casa, a gusto. Como era la última noche después de haber tenido varios días de colegio, conseguir permiso para emborracharse, escuchando una guitarra de un amigo y haciéndolo sentir que su mundo es verdadero, aún durante un momento.
Entonces, como una bestia prehistórica, Shannon Leto volvio al escenario para tocar L490. Lo interpreto maravillosamente aunque no parecía un Monstruo cuando delicadamente cepillo el pelo de una muchacha. Cuando termino, simplemente levantó su mano derecha a la muchedumbre, en una onda inmóvil, devolviendo la guitarra al técnico del escenario mientras el cántico de los budistas se escuchaba en el lugar.

La presentación siguió con “The Kill” y “The Fantasy” la muchedumbre estaba físicamente, mentalmente, espiritualmente y vocalmente agotada, como la banda, el espectáculo había terminado.




Constantemente recuerdo la música, guardo la presentación como todas las cosas que recuerdo, pensando en lo que oí y vi; fue una amalgama de sensaciones equilibradas en una experiencia absolutamente serena, una nostalgia intangible comunal que Recordaré, Jared Leto se burló de la pareja que se sentó en la mesa de arriba, ¿cuantas canciones van a ordenar? Les pregunto y ¿cuantos pasos darán hacia adelante? les dijo a la audiencia, en el transcurso Tomo fue envuelto por láminas blancas y azules de luz…

…cuantas veces la banda y la audiencia levanto sus manos con la forma del Triad sin decir una palabra.

Esta noche, nunca la olvidaré. Esta noche, nunca la lamentaré. Esta noche, vivirá en mi vida.

Crédito: MPLSBen